Comerciantes, músicos y vecinos del barrio de “El Alto” negaron ser refugio de delincuentes, tras cateos realizados este fin de semana.

Raúl Méndez, hijo del líder de los agremiados de esta zona, mejor conocida como Garibaldi, encabezó la rueda de prensa.

Dijo desconocer el por qué se realizaron los cateos en viviendas aledañas al lugar el fin de semana, lo que aseguran ha repercutido en sus actividades comerciales.

Expresaron su apoyo a la autoridad para la rehabilitación de la zona a fin de convertirla en un atractivo turístico.

La única condición fue que esta se haga “siempre y cuando se respeten sus espacios y viviendas”, subrayaron.

Descartaron que en la zona haya actividades ilícitas vinculadas con narcomenudeo.

(Visited 1 times, 1 visits today)