Mantente en contacto

Local

Lobos BUAP a nada de irse de Puebla

Publicado el

Versiones extraoficiales revelaron que Alejandra De la Vega ha comprado a Lobos BUAP y que con esto se confirmaría la mudanza a Ciudad Juárez.

El único gran detalle que están resolviendo para confirmar la venta, es el de quien transmitirá los juegos del equipo fronterizo, los interesados son ESPN y Televisa.

Este medio día Juan Francisco Palencia anunció su salida del equipo licántropo, quejándose que nadie atiende al club.

Local

Siete muertos es el saldo de explosiones de polvorines en Hueyotlipan y Tulcingo

Publicado el

Odilón Larios Nava. – Siete muertos y cuatro lesionados, es el saldo preliminar de dos sendas explosiones reportadas en los municipios de Santo Tomás Hueyotlipan y Tulcingo del Valle, el primero de los municipios enclavado en la zona de Tepeaca y el segundo en la mixteca poblana, en los límites de Puebla con Guerrero y Oaxaca. Las explosiones se suscitaron en dos polvorines clandestinos. 

LA EXPLOSIÓN EN ZACAOLA 

Cerca de las 09:15 horas de este jueves se registró la explosión de un polvorín clandestino en la calle Francisco Villa esquina con 6 Oriente en la comunidad de San Miguel Zacaola, perteneciente a Hueyotlipan. La explosión se escuchó incluso hasta en municipios vecinos como Tochtepec, Tepeaca y Tecali. 

En el lugar se reportó que hubo afectaciones a un inmueble de 5 por 5 metros, donde colapsaron dos de las paredes y el techo por completo. Cuando los pobladores, que mantuvieron una actitud violenta con los rescatistas y policías, por fin permitieron el acceso de las autoridades se confirmó que en el lugar dos hombres habían fallecido en el lugar a causa de la explosión. 

Mientras que dos personas más resultaron seriamente lesionadas por quemaduras, por lo que fueron atendidos y llevaros al Hospital General de Tepeaca, y de ahí se ordenó su traslado al Hospital de Traumatología y Ortopedia del Sector Salud, donde se cuenta con un área de quemados donde pueden ser atendidos. Uno de estos dos lesionados de nombre Álvaro H. Z., de 23 años de edad, pereció en dicho nosocomio.

Cabe señalar que según los informes policiales los pobladores adoptaron una actitud rijosa y agredieron a un policía que pretendía documentar lo ocurrido. Cuando llegaron los bomberos la misma gente les impidió tomar imágenes del lugar. También se indicó que la gente impidió el acceso a medios de comunicación. 

El taller de pirotecnia no contaba con los permisos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA). Los hombres que murieron en el lugar de la explosión fueron identificados como: Juan Carlos F. H., de 19 años de edad, y Brandon H. V., de 28 años de edad, oriundos de Chipiltepec y Zacaola, respectivamente.  

EXPLOSIÓN EN TULCINGO DEL VALLE 

Siguiendo el orden cronológico de los hechos, alrededor de las 13:00 horas se reportó la explosión de otro polvorín, pero en esta ocasión en la comunidad de Zaragoza de La Luz, perteneciente al municipio de Tulcingo del Valle, en los límites de Puebla con Guerrero y Oaxaca. 

El lugar donde se suscitó la explosión está ubicado en la carretera federal Las Palomas-Tlapa, en el kilómetro 35. Los reportes policiales indicaron que en el lugar hubo cuatro muertos y al menos tres lesionados, entre los que había niños heridos. Además, se reportó que había personas que no habían sido localizadas.  

En el polvorín destruido por la explosión se reportaron dos hombres y una mujer muertos, según reportes policiales. La cuarta persona muerta, un hombre (estaba partido a la mitad y solo se encontró una parte), fue ubicado a la orilla de la carretera.  

De acuerdo con la Secretaría de Gobernación, los occisos son: Nancy F. G., de 28 años; Brosio C. M., de 32 años; Miguel Ángel L. Z., de 33 años; y Ángel P. L., de 28 años de edad. 

Los tres lesionados fueron identificados como: Estrella O. F., de 9 años de edad, que presentaba quemaduras de tercer grado en el 70 por ciento de la superficie corporal, quien fue trasladada vía aérea al Hospital del Niño Poblano (HNP); Cindy María O. F., de 10 años de edad, presenta quemaduras de tercer grado en el 80 por ciento del cuerpo, también sería trasladad al HNP; y Antonio de Jesús M. M., de 33 años de edad, quien presenta quemaduras de tercer grado en el 90 por ciento de la superficie corporal, quien también sería trasladado a un hospital de la ciudad de Puebla.

En ambos casos acudieron autoridades de las policías estatal, municipal, Guardia Nacional y Ejército Mexicano. Mientras que de las diligencias del levantamiento de los cadáveres se encargaron los agentes de la Fiscalía General del Estado, quienes a su vez iniciaron las investigaciones de rigor para determinar responsabilidades.

Continuar leyendo

Local

Estaba privado de la libertad el hombre encontrado muerto en el río Atoyac a la altura de Santa Clara

Publicado el

Odilón Larios Nava. – Agentes ministeriales detuvieron a tres sujetos presuntamente implicados con el homicidio del hombre encontrado en el río Atoyac a la altura de Hacienda Santa Clara. Se presume que estos sujetos lo tenían privado de la libertad en un domicilio de San Isidro Castillotla en donde lo habrían matado el martes por la tarde y la madrugada del miércoles sacaron el cuerpo escondido dentro de un sofá y lo fueron a lanzar al río Atoyac. 

Uno de los detenidos es el propietario de la casa, un sujeto llamado Alfredo, alias Fello, quien según fuentes ciudadanas cuenta con antecedentes penales en Estados Unidos, habría llegado a Puebla aproximadamente hace cinco años cuando fue extraditado de la Unión Americana. De los otros dos no se han dado a conocer sus identidades. 

Como se recordará, la tarde del miércoles los vecinos de la 27 Sur y la 129 Poniente reportaron que en el río Atoyac había un sillón con un cuerpo en su interior. Cuando la policía llegó halló el cuerpo flotando en el agua y el sillón a un par de metros de distancia. 

El occiso es delgado, de tez morena clara, vestía pantalón negro, cinturón café y zapatos tipo botas industriales de color negro. Permanece en calidad de desconocido. 

LA TERRIBLE HISTORIA Y LA INACTIVIDAD CÓMPLICE DE LAS AUTORIDADES POLICIALES 
Vecinos del Fello mencionaron estar hartos de él, pues lo calificaron de drogadicto y violento, golpeaba salvajemente a su esposa, incluso la corrió con todo y su pequeño hijo. Es un generador de violencia en la colonia San Isidro Castillotla, sobre todo en la calle 25-A Sur en donde tiene su domicilio.  

El pasado martes por la tarde los vecinos escucharon gritos de: “¡auxilio!, ¡ayuda!, ¡me van a matar!” era un hombre que gritaba imperiosamente, que buscaba que alguien llegara a salvarlo.  

Los vecinos creyeron que era el Fello a quien estaban haciendo daño, ello porque ha causado mal a muchas personas y se ha metido con gente peligrosa. Una semana antes un grupo de siete delincuentes llegó a buscarlo hasta su casa con intención de causarle daño.  

Al escuchar los gritos de auxilio los vecinos cumplieron con su deber cívico, que era llamar a los números de emergencia y solicitar la presencia y el apoyo de la policía preventiva. 

Sin embargo, minutos después (cuatro minutos antes de que arribara la policía) llegó corriendo Alfredo, alias el Fello, este ingresó a su casa y como por arte de magia cesaron los gritos del hombre que pedía auxilio. De inmediato supusieron que el Fello había hecho algo violento para callar a la persona que tenía privada de la libertad dentro de la casa. 

Cuando minutos después llegó la policía municipal, los vecinos salieron y les indicaron lo que acababa de ocurrir, les pidieron que ingresaran a la casa y que revisaran, les dijeron que minutos antes un hombre pedía auxilio a gritos y que tras la llegada del Fello los gritos cesaron. 

Pero los policías no hicieron nada, pese a que algunos vecinos les dijeron que podían ingresar porque había una situación real de peligro para una persona, los uniformados solo dijeron que no podían hacer más. Solo hablaron con el Fello quien se aseguró de no traspasar su reja a manera de protección. Los policías se retiraron y las personas se quedaron con la sensación de estar desprotegidos ante la pasividad de los policías. 

Las cosas no pararon ahí, y tampoco la complicidad omisa de las autoridades. Los vecinos estuvieron pendientes de lo que pudiera hacer el Fello durante las próximas horas. Así es como alrededor de las 00:30 horas del miércoles comenzaron a ver movimiento en su casa, lo acompañaba uno de sus amigos a quienes describen como “flaco”. Otro más les echaba aguas en la esquina con un carro. 

Minutos después vieron como el Fello y uno de sus cómplices sacaba cargando un sillón: “no era normal la forma de cargarlo, se ve que les pesaba mucho”. Después lo cargaron en un “diablito” y agarraron hacia la 129 Poniente, todo el tiempo el sillón (presuntamente con el cadáver dentro) lo transportaron con el diablito.

Pero los vecinos no solo vieron, llamaron al 911 y a otros números de policías con los que cuentan: “Les dijimos, en este momento está sacando un sillón, estamos seguros que dentro de él esconden un cadáver. Esperábamos que llegara la policía, que los interceptara y que revisaran el sillón, los hubieran detenido en flagrancia, pero en los números de emergencias nos ignoraron”, dijeron muy molestos algunos vecinos. 

Horas después, ese mismo miércoles, fue localizado el cadáver en el río Atoyac a la altura de la 129 Poniente y la 27 Sur, cerca del cuerpo se encontró el sillón que el Fello sacó de su casa por la madrugada. Hasta el momento no se conoce con certeza como mataron al hombre, pero los vecinos se inclinan a pensar que lo estrangularon. 

Parte de esta información la obtuvieron los agentes ministeriales de la Fiscalía General del Estado, de la unidad de investigación de homicidios, quienes sí hicieron su chamba y la madrugada de este jueves ya tenían detenidos a tres de los probables responsables, entre ellos a Alfredo, alias El Fello. Inicialmente quedaron detenidos por posesión de drogas, pero se espera que en breve se les impute el delito de homicidio. 

Continuar leyendo

Local

Confirman primera muerte de menor por hepatitis aguda en Hidalgo

Publicado el

La Secretaría de Salud del Estado de Hidalgo confirmó este jueves que el menor de tres años que fue hospitalizado en la Ciudad de México sí murió por hepatitis aguda infantil de “origen desconocido”.

En una entrevista para Radio Fórmula, el titular de esta dependencia, el Dr. Alejandro Efraín Benítez Herrera, dijo que “este niño resultó negativo a todos los TIPOS de hepatitis viral que se conocen en el país, por lo que quedó clasificado como un niño que presentó hepatitis aguda grave de causa desconocida”

Y es que hasta esta mañana el caso se mantenía como “sospecho” pues aún se estaba a la espera de los resultados del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE).

El niño originario de Tulancingo estuvo internado en el hospital del IMSS de Pachuca donde llegó con dolor abdominal, pero por su estado de gravedad fue trasladado al de la La Raza, al norte de la CDMX.

Sin entrar en detalles, Benítez Herrera reconoció que esta enfermedad que provoca la inflamación del hígado en niños y niñas podría ser “una complicación tardía del COVID-19″.

Continuar leyendo

Tendencias