• Vela y la Real Sociedad Hacen el Ridículo en la Copa del Rey

Vela y la Real Sociedad Hacen el Ridículo en la Copa del Rey

Se dejan remontar una ventaja de dos goles y caen eliminados ante el Lleida, un equipo de 2ªB

Por: UNO TV
5:09 pm - Miércoles, 29 Nov 2017

El Lleida llegaba a Anoeta atravesando su peor racha en dos décadas. Cinco encuentros sin marcar y seis sin ganar. Eligieron los catalanes el mejor momento para acabar con la dinámica negativa. Ganaron a la Real Sociedad. Y marcaron. Vaya si marcaron.

 

Y eso que la noche no prometía para el equipo entrenado por Gerard Albadalejo. Para empezar el 0-1 obtenido en la ida no invitaba a pensar en una clasificación. Y tras los primeros 45 minutos la cosa se puso peor aún para el Lleida. Los de Eusebio se adelantaron con un gol de Llorente. El central cabeceó una dejada dentro del área.

 

Minutos más tarde fue Juanmi el que aprovechó un muy buen pase de Llorente. Mano a mano con Rivas, se marchó del arquero y definió a placer. El trámite parecía resuelto. 3-0 en el global y el Lleida necesitaba tres goles para clasificarse. La sensación era que los catalanes no serían capaces ni de poner el miedo en el cuerpo a los vascos. Pero en el fútbol de vez en cuando hay sorpresas. Y en Anoeta se produjo la más sorprendente de lo que llevamos de temporada.

 

La remontada de los visitantes empezó recién comenzada la segunda parte. Núñez, en el 56, entró completamente solo por la banda derecha y definió a la perfección ante Toño. Apenas habían celebrado el primer tanto los jugadores del Lleida cuando Moussa, uno de los mejores del partido, se internó en el área y fue zancadilleado por el arquero de la Real. Penalti claro. Manu Molina lo transformó. Quedaba media hora larga para el milagro.

 

La Real Sociedad hizo una mago de reaccionar. Sobre todo porque Eusebio sacó al terreno de juego a Zurutuza y Oyarzabal. Pero sería otro suplente el que decidiría el partido. Bojan Radulovic entró en el minuto 75 para hacer historia. Corría el minuto 87 y Anoeta ya no tenía uñas para morderse. Un balón desde la derecha lo remató el delantero en el primer palo superando a Toño. “Es historia del club y de la ciudad. No tengo palabras. Es mi primer gol con el primer equipo”. Esas eran las palabras del héroe del Lleida.

 

Una campanada muy sonada. La primera que se vive en esta Copa que de vez en cuando nos regala cosas así. La Real Sociedad se lleva un duro golpe y otra vez en Anoeta, donde los resultados esta temporada han dejado mucho que desear. El Lleida entra en la historia. Y por la puerta grande.