• Payton Manning se sumó a Brett Favre en el club más exclusivo de la NFL con su pase de touchdown número 500. Los Broncos de Denver propinaron a los Cardinals de Arizona su primera derrota, por 41-20.

Manning Hace Historia

Payton se sumó a Brett Favre en el club más exclusivo de la NFL con su pase de touchdown número 500

Por: Alejandro Blanco
8:06 am - Lunes, 6 Oct 2014

Los Broncos de Denver propinaron a los Cardinals de Arizona su primera derrota, por 41-20.

“El fútbol americano es el máximo deporte de equipo, y por eso creo que un hombre tiene que aceptar este logro y realmente lo acepto en nombre de muchos entrenadores y compañeros”, dijo Manning.

Manning lanzó para 479 yardas y cuatro touchdowns, acercándose a cinco anotaciones por aire del récord de Favre, de 508.

Después de lograr su histórico touchdown —un dardo de siete yardas al tight end Julius Thomas— en el primer cuarto, Manning ayudó a Demaryius Thomas y Wes Welker a escribir su propia historia.

Demaryius Thomas estableció una marca de la franquicia con 226 yardas en ocho recepciones, superando el record previo de 214 yardas impuesto por Shannon Sharpe frente a Kansas City en 2002.

Las siete atrapadas de Welker lo colocan por encima de Rod Smith en la lista del mayor número de recepciones en la historia de la NFL para un jugador que llegó a la liga sin ser seleccionado en el draft. Ahora tiene 854, cinco más que las recepciones que Smith logró con Denver entre 1995 y 2006.

“Aún no puedo creer que no fue elegido en el draft porque ese hombre sí que sabe jugar”, comentó Demaryius Thomas.

Welker rompió la marca en la última jugada de la primera mitad del partido, algo que Manning llamó un “tipo de burla para el proceso de búsqueda de talento, por no haberlo elegido en el draft”.

“Así que, todo aquel que haya sido un gerente general de un equipo en 2004 debería de enviarle una carta para pedirle disculpas”, dijo el quarterback.

Manning lanzó su pase de touchdown número 500 en el partido de temporada regular 244 de su carrera, 49 encuentros menos que los que requirió Favre para lograrlo. Y lo hizo en contra de dos de sus mentores: Bruce Arians, actual coach de Arizona y quien fuera el primer entrenador de quarterbacks que Manning tuvo en la NFL, en 1998, y el asistente de entrenador en jefe de los Cardinals, Tom Moore, su coordinador ofensivo durante 13 temporadas en Indianápolis.

“Les doy a ambos hombres gran parte del mérito por ayudarme a mejorar como quarterback”, indicó Manning.

También el domingo, Dan Bailey pateó un gol de campo de 49 yardas en la prórroga, redimiéndose tras el que falló al final del tiempo reglamentario, y los Cowboys de Dallas vencieron 20-17 a los Texans de Houston.

El gol de campo de Bailey quedó servido cuando Tony Romo logró soltar un pase en medio del asedio de la defensa, que lo tenía casi derribado, y Dez Bryant se arrojó espectacularmente para un atrapada de 37 yardas.

“Simplemente logré quedarme con el balón”, dijo Bryant, quien logró las mejores cifras del encuentro, con nueve recepciones y 85 yardas. “Es algo que siempre le dijo a Tony. Si el balón está en el aire, yo haré lo mejor posible para atraparlo”.

Los Cowboys (4-1) encadenaron cuatro victorias en fila por primera vez desde 2011, luego de dilapidar una ventaja de 10 puntos en el último cuarto.

Houston (3-2) reaccionó gracias al empuje de Arian Foster, quien acumuló 157 yardas en acarreos y empató el partido con un avance de una yarda con 41 segundos por jugar.

El gol de campo que Bailey falló desde 53 yardas en la última jugada del partido puso fin a la racha récord de 30 goles de campos convertidos de manera consecutiva.

Los Cowboys siguieron empatados en la punta de la División Este de la Conferencia Nacional con los Eagles de Filadelfia, que se impusieron 34-28 a los Rams de San Luis.

Y los Giants de Nueva York siguieron presionando a Dallas y a Filadelfia. Remontaron y vencieron 30-20 a los Falcons de Atlanta, con un touchdown del receptor Odell Beckham Jr, quien tuvo un debut memorable en la NFL.

Nueva York tiene una foja de 3-2.

En otros partidos, los Browns de Cleveland remontaron una desventaja de 25 puntos para imponerse 29-28 a los Titans de Tennessee; los Bills de Búfalo vencieron 17-14 a los Lions de Detroit con un gol de campo de 58 yardas de Dan Carpenter a cuatro segundos del final; los Saints de Nueva Orleáns derrotaron 37-31 a los Buccaneers de Tampa Bay en tiempo extra; los 49ers de San Francisco superaron 22-17 a los Chiefs de Kansas City, gracias a un engaño crucial en el cuarto periodo, y los Chargers de San Diego hilvanaron su cuarto triunfo seguido al aplastar 31-0 a los Jets de Nueva York.

Además, los Steelers de Pittsburgh doblegaron 17-9 a los Jaguars de Jacksonville; los Colts de Indianápolis derrotaron 20-13 a los Ravens de Baltimore; los Panthers de Carolina vencieron 31-24 a los Bears de Chicago.

Por la noche, los Patriots de Nueva Inglaterra apabullaron 43-17 a los Bengals de Cincinnati, y Tom Brady rebasó las 50.000 yardas en su carrera.