Con esperanza, Juchitán sigue en pie

El adolescente, de 12 años, sigue atento a cada movimiento de grupos de rescatistas

Por: Cinco Radio
11:33 am - Sábado, 9 Sep 2017

– Desde la mañana del pasado jueves, cuando lo acompañó a la puerta de la escuela, “William” no ha visto a su papá y aún espera frente al Palacio Municipal para verlo salir de los escombros que dejó el sismo de magnitud 8.2 en la escala de Richter.

El adolescente, de 12 años, sigue atento a cada movimiento de grupos de rescatistas, integrados por el Ejército mexicano, Protección Civil, la Policía Federal y Marina, para ver qué “buenas noticias” recibe después de más de 30 horas qué ocurrió el movimiento telúrico que derrumbó parte del Ayuntamiento, la tradicional zona de fondas y decenas de casas.

“William” cuenta que su papá es el policía municipal, Juan Jiménez Regalado, de 36 años, y dice que él trabajó la noche del jueves y no logró salir cuando ocurrió el sismo con epicentro en Pijijiapan, Chiapas, al sureste del país.

“No me pienso voy a mover de aquí; sé que mi papá va regresar”, comenta el alumno de primer grado de secundaria, quien refleja una edad mucho menor por su pequeña estatura, su complexión delgada y su bajo tono de voz.

Narra que él dormía ya en su casa y, cuando sintió que todo temblaba y los cristales de las ventanas se rompían, corrió al lado de su mamá y, junto con sus dos hermanos, de 14 y 18 años de edad, salieron a la calle. Desde ahí solo miraron como parte de su casa se caía y la gente salía espantada, con lágrimas y gritos.