• Investigan crimen pasional en el homicidio de Mario Armando García Garrido, el comerciante del Centro Histórico asesinado en el interior de su establecimiento.

Comerciante del Centro recibió 47 puñaladas

Se presume que fue cosido a puñaladas por un móvil de carácter pasional.

Por: Odilón Larios Nava
6:20 am - Jueves, 12 Oct 2017

El propietario de un puesto de gorditas y molotes ubicado en el Centro Histórico de la ciudad de Puebla, fue cosido a puñaladas minutos después de que llegara a abrir su establecimiento. Se presume que se trató de una venganza personal; por la saña con la que lo asesinaron, le metieron 47 puñaladas, se presume que el móvil puede ser del tipo pasional.

El hoy occiso fue identificado por su esposa y otros familiares como Mario Armando García Garrido, de 44 años de edad, quien era propietario del establecimiento mencionado ubicado en la 6 Poniente casi esquina con 5 Norte, en el Centro de la ciudad de Puebla.

Según los datos recabados por las autoridades, el hombre llegaba a abrir su negocio a las 08:00 horas, su empleada llegaba hasta después de las 09:00 horas. El homicida, u homicidas, se presume, tenían conocimiento de esto.

Por ello habrían llegado aproximadamente a las 08:30 horas, como el hombre dejaba abierta la puerta de la calle, ingresaron y dentro del inmueble, en el patio, a un costado de las escaleras, lo apuñalaron en el pecho y costado izquierdo, así como en el cuello. Después el homicida, u homicidas, escaparon sin que nadie se percatara del crimen.

Fue hasta después de las 09:00 horas, cuando llegó la empleada que encontró a su jefe muerto y avisó al 911. Paramédicos llegaron y confirmaron que el hombre no tenía signos vitales.

La policía municipal resguardó el sitio y la ministerial se encargó de hacer el levantamiento del cadáver y recolección de indicios. Se indicó que el cuerpo tenía 47 lesiones de arma punzo cortante, en las partes señaladas.

La violencia con la que le arrebataron la vida a este hombre hace presumir a las autoridades que se trató, probablemente, de un crimen pasional. Descartaron el robo, pues todos los objetos de valor fueron encontrados en el negocio, incluso la cartera estaba entre las ropas del hoy occiso.